«Como alumno del curso de Litigación en Juicio Oral Laboral, para mí la retroalimentación fue fundamental. Que te puedan decir exactamente en qué te estás equivocando mientras te estás equivocando es invaluable para poder mejorar».